La revista de la Sociedad Española
de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial.

Editorial

JUAN CARLOS PÉREZ VARELA, MANUEL ROMÁN y

Sin artículos publicados

Licenciado en Odontología. Máster en Ortodoncia por la I.U.M. de Madrid.

Cruce de caminos

En septiembre de 2021 nos encontramos, sin duda, en una encrucijada histórica. Una encrucijada es un cruce de caminos, es decir, estamos ante la intersección y por lo tanto el punto de encuentro de dos Sociedades Científicas, la Sociedad Española de Alineadores (SEDA) y la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO).

Podríamos decir que la ortodoncia con alineadores se popularizó en 1999. En el año 2016 contaba ya con 4 millones de pacientes tratados en todo el mundo, siendo una tendencia claramente al alza (solo 5 años más tarde, en 2021, cuenta con más de 10 millones de pacientes).

En medicina, los antiguos cirujanos barberos evolucionaron a la especialidad de estomatología. A su vez, la estomatología dio lugar a la odontología. Dentro de la odontología surgió la especialidad de la ortodoncia. ¿Habría llegado el momento de crear la subespecialidad de la ortodoncia con alineadores o también coloquialmente denominada “ortodoncia invisible”?

En ese año, en 2016, encontramos que en las casi 30 Sociedades Científicas adscritas al Consejo General de Dentistas no había ninguna que representase sustancialmente el campo de los alineadores, ni en los congresos ni en las publicaciones científicas.

Fue entonces cuando nació la SEDA, no con el ánimo de secesión ni fraccionamiento de las Sociedades, sino como una corriente científica dispar en aquel momento, pero legítima, otorgando la libertad para poder elegir.