La revista de la Sociedad Española
de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial.
Vol 57 | Nº26 de Junio de 2019

Reporte de caso; la importancia del CBCT en el diagnóstico del problema transversal.

  • 1. Alumno del máster de Ortodoncia de la Institución Universitaria Mississippi.

  • 2. Alumna del máster de Ortodoncia de la Institución Universitaria Mississippi.

  • 3. Miembro diplomado de la SEDO. Editor de Ortodoncia Española. Director del master de ortodoncia y ortopedia dentofacial de la IU MISSISSIPPI.

  • 4. Profesora Máster ortodoncia y ortopedia Dentomaxilar Institución Universitaria Mississipi y San Pablo CEU.

Correspondencia:

David Martínez Lozano | Email: martinezlozanodavid@gmail.com

Resumen
  • Resumen
  • Palabras clave

Los pacientes con maloclusiones suelen presentar alteraciones en los tres planos del espacio. Mientras que los planos sagital y vertical suelen recibir un estudio detallado a través de una cefalometría lateral de cráneo de forma rutinaria, el diagnóstico del problema transversal queda relegado a un segundo plano. El análisis transversal suele realizarse a través de la medición de la cresta WALA o de la telerradiografía frontal, limitándonos a un estudio bidimensional. El CBCT ha aportado la posibilidad de realizar análisis en tres dimensiones, utilizando un único examen diagnóstico. Presentamos un caso de una paciente con un problema transversal severo, cuyo diagnóstico clínico sugería un tratamiento ortodóncico-quirúrgico fragmentando el maxilar. Un CBCT intratratamiento demostró una gran capacidad de expansión dentoalveolar, impensable limitándonos al análisis clínico. Esto provocó un cambio en el tratamiento, descartando la cirugía ortognática y obteniendo unos resultados satisfactorios solo con ortodoncia.

Abstract
  • Abstract
  • Key words

Patients with malocclusions usually present alterations in the three planes of space. While the sagittal and vertical planes usually receive a detailed study through a lateral cephalometry, the diagnosis of the transverse problem is relegated to the background. The transversal analysis is usually carried out through the measurement of the WALA ridge or frontal teleradiography, limiting us to a two-dimensional study. The CBCT has provided the possibility of performing three-dimensional analysis, using a single diagnostic test. We present a case of a patient with a severe transverse problem, whose clinical diagnosis suggested an orthodontic-surgical treatment fragmenting the maxilla. An intratreatment CBCT demonstrated a great capacity for dentoalveolar expansion, unthinkable limiting ourselves to clinical analysis. This caused a change in treatment, discarding orthognathic surgery and obtaining satisfactory results only with orthodontics.

  • Caso clínico
  • Diagnóstico y plan de tratamiento
  • Progreso del tratamiento
  • Discusión
Introducción

La mordida cruzada posterior es una de las maloclusiones más comunes que evidencia una discrepancia en el plano transversal. Las cúspides palatinas de uno o más dientes posterosuperiores se encuentran más palatinizadas que en una relación de normalidad, por lo que no ocluyen en las fosas centrales de los dientes inferiores correspondientes(1). Su prevalencia parece estar más asociada al sexo femenino(2) y su etiología es multifactorial, pudiendo tener una base genética(3)(4), ambiental(5)(6) o traumática.

De acuerdo a su origen, una mordida cruzada posterior puede presentar tres cuadros clínicos: funcional, entoalveolar o esquelética.

Una mordida cruzada funcional se manifiesta cuando el paciente se encuentra en máxima intercuspidación, sin embargo, presenta una situación de normalidad desde la posición de máxima apertura hasta la posición de reposo sin contacto. En el final de la trayectoria de cierre, se produce una interferencia o prematuridad que provoca la desviación funcional mandibular, manifestando la mordida cruzada posterior(7).

Una mordida cruzada dentoalveolar se debe la inclinación inadecuada de uno a más dientes, de forma que los dientes superiores tienden a inclinarse hacia palatino y los inferiores hacia vestibular(8).

Una mordida cruzada esquelética puede tener una causa maxilar, mandibular o mixta(2). En nuestro medio suele ser más frecuente la compresión maxilar que, dependiendo del grado de compresión, se manifestará como una mordida cruzada uni o bilateral.

En este punto, el ortodoncista debe comprender la importancia de establecer un correcto diagnóstico diferencial entre las diferentes causas para poder planificar un tratamiento adecuado para cada situación. Lorente P. publicó una clasificación pormenorizada de las maloclusiones transversales junto con la terapéutica correspondiente que puede servir de guía al profesional para determinar qué camino seguir en el plano transversal(9).

Aunque gran parte de los diagnósticos ortodóncicos se han centrado en los planos sagital y vertical10-14, algunos autores han propuesto diferentes opciones para analizar el plano transversal. Tamburrino RK y cols(15) describen tres métodos de diagnóstico transversal utilizados en la actualidad: el análisis P-A de Ricketts(11), que se centran en la cefalometría de la radiografía frontal, el análisis del Elemento III de Andrews(16), que estudia la medición del “WALA ridge” y el análisis con CBCT de la universidad de Pensilvania. Los autores se limitan a explicar cada método diagnóstico y conceden al lector la libertad de escoger qué sistema emplear en su clínica diaria.

Otros artículos similares: