La revista de la Sociedad Española
de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial.
Volumen 58 | Nº23 de April de 2020

Indicadores cefalométricos de predictibildad. Cefalometría M.S.E.

  • Solano Reina

Correspondencia:

| Email: joseenriquesolanoreina@gmail.com

Resumen
  • Resumen
  • Palabras clave

El diagnostico cefalométrico, nos permite planificar un tratamiento de ortodoncia, pero con importantes limitaciones en los casos “Border Line”, e incluso en una misma cefalometría se dan parámetros que a simple vista pueden parecer contradictorios, dándose la circunstancia de que una determinada cefalometría nos puede indicar que se trata de una Clase I esquelética, mientras que otro análisis cefalométrico nos pude indicar que se trata de una Clase III, evidentemente leve o moderada. Todos estamos de acuerdo que un solo parámetro cefalométrico, no tiene potencia para determinar de qué tipo de maloclusión se trata, de ahí que cada análisis utilice un importante número de parámetros (esqueletales, dentarios y de perfil) y a pesar de todo o por ello, encontremos datos contradictorios. Realmente pensamos que esto se debe fundamentalmente a que hace falta un análisis discriminativo que nos permita reconoce de que forma la naturaleza está compensando el problema. Siendo para nosotros los procesos dentoalveolares los que compensan de forma natural, el defecto esqueletal que se está expresando durante el crecimiento, mitigando de esta forma una mayor severidad de la misma. Sin embargo, no encontramos apenas en los análisis que más se usan, parámetros cefalométricos que estudien e informen del desarrollo dentoalveolar, como altura o relación de las bases óseas con ellos. La cefalometría MSE, ha fundamentado su estudio en el análisis dentoalveolar y la identificación de los factores compensatorios, tomando como referencia el plano de oclusión funcional, como consecuencia de los cambios adaptativos que este tiene que tomar. El conocimiento de las diferentes alturas de los procesos alveolares divididos en: antero-superior, antero-inferior, postero-superior y postero-inferior, tomando como referencia el plano de oclusión funcional, donde la norma es que por ejemplo en las Clases II sea el proceso postero-superior el que se encuentre aumentado y en las clases III sea el postero-inferior. Nos ha permitido realizar una Cefalometría Predictiva, pudiendo identificar como el crecimiento se expresa y puede ser contrarrestado a través de la Ortopedia, las Extracciones, el Anclaje óseo o la Cirugía. Hemos identificado cinco indicadores que nos permiten discriminar con facilidad en un caso ”Border Line” qué tipo de tratamiento, de los citados anteriormente, es el que deberíamos de elegir.

Abstract
  • Abstract
  • Key words

The cephalometric diagnosis allows us to plan an orthodontic treatment, but with important limitations in “Border Line” cases, and even in the same cephalometry parameters are given that at first glance may seem contradictory, given the circumstance that a certain cephalometry can indicate that it is a skeletal Class I, while another cephalometric analysis shows I could indicate that it is a Class III, obviously mild or moderate. We all agree that a single cephalometric parameter does not have power to determine what type of malocclusion is involved, hence each analysis use an important number of parameters (skeletal, dental and profile) and despite all or for this, we find conflicting data. We really think that this is fundamentally because we need a discriminatory analysis that allows us to recognize how nature is offsetting the problem. Being for us the dentoalveolar processes that naturally compensate for the skeletal defect that is being expressed during growth, thus mitigating its greater severity. However, we do not find only in the analyzes that are most used, cephalometric parameters that study and inform the development dentoalveolar, as height or relation of the bony bases with them. MSE cephalometry has based its study on dentoalveolar analysis and identification of compensatory factors, taking the occlusion plane as a reference functional, as a consequence of the adaptive changes that it has to take. Knowledge of the different heights of alveolar processes divided into: antero-superior, antero-inferior, postero-superior and postero-inferior, taking as reference the functional occlusion plane, where the norm is that for example in Classes II is the post-superior process the one that is increased and in the classes III be the lower-postero. It has allowed us to perform a Predictive Cephalometry, being able to identify how growth is expressed and can be counteracted through Orthopedics, Extractions, Bone Anchorage or Surgery. We have identified five indicators that allow us to discriminate easily in a “Border Line” case what kind of treatment, those mentioned above, is the one we should choose.

  • #ArtículoOriginal|
  • #Agenesia|
  • #tratamientomultidisciplinar|
  • #tratamientoortodóncico|
  • #Fisuralabio-palatina|
  • #injertoóseoalveolarsecundario
  • Relaciones entre las alturas dentoalveolares
  • Casos clínicos
  • Conclusiones
Introducción

El Diagnóstico en ortodoncia ha avanzado mucho en los últimos años, gracias a la llegada y utilización progresiva que se está haciendo del 3D.

    Pero todavía seguimos sin contar con un análisis predictivo que nos indique con fiabilidad en los casos “Border Line”, cuando extraer, compensar o actuar quirúrgicamente. Siendo la experiencia clínica del profesional y su pericia en el manejo de la aparatología que usamos, las guías fundamentales para decidir el tipo de tratamiento en estos casos limite.

      Como sabemos los pacientes pueden presentar un amplio rango de necesidades de tratamiento ortodóncico o quirúrguico. En este sentido podemos establecer tres grupos, el primer grupo puramente Ortodóncico en su mayoría totalmente predecible con algunas excepciones en casos de decidir extracciones, un segundo grupo que por su dificultad va a requerir Compensaciones dentarias en pacientes con y sin crecimiento y en este caso los análisis que empleamos tienen una baja predictibilidad, de ahí nuestra prioridad de realizar tratamientos tempranos con corrección ortopédica en los pacientes en crecimiento y un tercer grupo en el que las displasias esqueletales son tan severas que requieren Cirugía Ortognática (Fig. 1).

      • Fig. 1 | Grupos border-line.

      El mayor problema reside en el manejo de los casos límite entre el segundo y tercer grupo, si bien dentro del primero la decisión de extraer o no extraer también puede plantear una situación límite.

        El uso del anclaje óseo y su continuo desarrollo han hecho que los límites de la ortodoncia se hayan ampliado y hoy día tenemos muchos casos que pueden ser compensados a plena satisfacción del paciente sin necesidad de Cirugía ortognática.

          Justamente la aparición de nuevos procedimientos como la Baja Fricción, el uso de Alineadores con Minitornillos y la capacidad de poder expandir en el adulto el maxilar mediante el referido anclaje óseo (MARPE) evitando en muchos casos las extracciones, no solo ha ampliado enormemente estos límites, sino que también ha cambiado el paradigma de la ortodoncia a la vez que creado más confusión y falta de acuerdo entre los profesionales.

            Otros artículos similares: